Halellujah (versión película Sherk)

Leonard Cohen - Take This Waltz

lunes, 6 de febrero de 2017

Diario de a bordo. 6 de febrero de 2017


Es lunes. La semana comienza. Me levanto con una leve fiebre. En la tarde de ayer celebración de aniversarios: cuñado y sobrino concentrados en una tarde de domingo. Alguna ausencia, alguna tardanza. Los adolescentes: móvil y pizza en una esquina de la mesa y después en la cocina; los niños juegos en la habitación del más pequeño. En el salón las conversaciones por zonas. La mesa lateral para los hombres, la central con los sofás para las mujeres. Comienzo pronto a picotear: había hambre; Un plato combinado en el Corte Inglés nunca me resulta saciante.

Fútbol, el 90% del tiempo. Hace mucho que me desentendí del tema. Creo que no he visto un partido desde hace más de dos años. A veces, me siento un florero en medio de la conversación. Terminé consultando el móvil, como uno de los jóvenes bachilleres. Tengo al lado a Pedro, un guardia civil. Se me ocurre consultarle por el misterioso número del final de la segunda fila impresa en la cara posterior de la tarjeta. ¿Realmente indica el número de personas que se llaman como yo? Seríamos cuatro Jesús Marcial... ¿Llega a ser probable esta coincidencia? Consulto a mi cuñado José Ángel... el suyo marca 1. Podría ser. Intento certificarlo en la web. Parece cierto (no lo aseguran del todo).

El programa servidor de noticias me va pasando titulares... Me quedo con uno para profundizar en casa: Parece que Pedro Almodóvar, el director de Julieta, acude a los Goyas (el próximo año dirigirá el Festival de Cannes) y apenas se hace notar: ya no es el catalizador de todas las movidas. Le veo al poco en TV: nada recuerda su aspecto rompedor de los sesenta  Luce una cuidada barba blanca y arreglado peinado . Traje formal. Presenta un aspecto venerable, casi sacerdotal entre sus admiradoras. Sobrevuelo el texto de una entrevista que le hacen. Me quedo con una palabra: "Tinnitus"... Profundizo. ¡Sí, padece tinnitus! Me lanzo a leer. Con piadosa solidaridad me visto con su piel, esa piel nueva que muda ahora.  Le escucho reflexionar sobre su reciente aislamiento, su deseo de permanecer en casa tranquilo, leyendo, corrigiendo... Su voluntad de dedicarse a seguir filmando, pero su resistencia a las fiestas, las salidas, la vida social... Su fidelidad a los amigos pero su renuncia a resultar un engorro... Sí, el tinnitus... reconozco sus efectos. Habla del sueño, del sueño insatisfecho: yo tengo un máster en la materia. Habla, no mucho, de su vida actual. Parece que una fina y persistente lluvia hubiera apagado las chispas de una hoguera de creatividad e ingenio. Quizás las próximas películas serán como brasas incandescentes, pero sin llama.

Siento una extraña pena. Jamás hubiera imaginado que esta lotería que al final nos toca a todos, le premiara con esta amargura temprana. No oír bien, no ser capaz de escuchar ya jamás el silencio es una burlona condena del destino a quién era el alma de la fiesta hace años. Retirarse de la batalla social vencido, derrotado por la gota malaya que le tortura. Febrero nos trae nuevas insospechadas, la verdad.

Y, después, para distraerme de este repetido pesar (el mío, lo controlo ya más o menos, a estas alturas) me dedico a leer, cómo si de un cómic se tratara, las pueriles aventuras del villano actual: las increíbles andanzas teewteras y maldades de Donad Trump. Y sonrío de nuevo. Después una nube de sospecha e incertidumbre pasa ante mis ojos... ¡Puede que esto también acabe en tragedia!

6 comentarios:

  1. No tenía idea de que eso le pasara a Almodóvar.
    No te gusta el fútbol???!!! A mi me encanta, casi todos los deportes, pero el fútbol lo disfruto tanto el soccer como el americano, el baquetbol ni se diga, el béisbol, el tenis...por nombrar algunos ;)

    Buena semana =))))

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el fútbol... ¡pero jugarlo!. Como espectáculo me entretenía. Pero ahora... ¡se mezclan tantas cosas!
    - Falta de deportividad.
    - Sueldos obscenos.
    - Violencia.
    - Tribalismo...

    No soporto a muchos de los jugadores (tan narcisistas ellos), la fingida lealtad a los clubes, la manipulación política de los equipos (aquí en España tenemos un claro ejemplo con el barÇa), el culto casi religioso a los jugadores...

    Me gusta que tengas variedad de deportes que te gusten. A mí me gusta practicar mucho el senderismo y el ciclismo; pero ya no estoy en forma.

    Un saludo. Y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el fútbol... ¡pero jugarlo!. Como espectáculo me entretenía. Pero ahora... ¡se mezclan tantas cosas!
    - Falta de deportividad.
    - Sueldos obscenos.
    - Violencia.
    - Tribalismo...

    No soporto a muchos de los jugadores (tan narcisistas ellos), la fingida lealtad a los clubes, la manipulación política de los equipos (aquí en España tenemos un claro ejemplo con el barÇa), el culto casi religioso a los jugadores...

    Me gusta que tengas variedad de deportes que te gusten. A mí me gusta practicar mucho el senderismo y el ciclismo; pero ya no estoy en forma.

    Un saludo. Y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón con eso del dinero, todo lo cambia.

    Yo lo que más jugué fue baquetbol y tenis.
    También jugué fútbol americano....era la pateadora!

    Saludos (no tienes que dar las gracias....)

    Por cierto, ya te he preguntado pero no me contestaste, tus comentarios repetidos son los que haces con el móvil??? A mi me pasaba porque al hacer el comentario no cerraba la página, le daba para atrás....me explico?

    👋

    ResponderEliminar
  5. Puede ser... Pero desde el PC no se producen.
    Me ha ocurrido a veces, cuando parece que no responde a un clic y repites la publicación para asegurarte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde el PC no se producen, por eso te digo que si cuando publicas el comentario en lugar de salirte de la página le das para atrás, entonces se duplica....

      Eliminar